Ser MADRE desde OTRA MIRADA

Las mujeres llegamos a la maternidad guiadas por muchos factores, muchas lo desean y van a por él, consiguiéndolo rápidamente, otras tardan más, mientras otras tienen que valerse de otras posibilidades para ser madres.

Pero cuando se tiene esa noble labor, aun deseándolo mucho, a veces vienen las dudas, las culpas y/o los juicios, poniendo como fin inalcanzable el disfrute de la maternidad.

Por eso he escrito este libro para ti, «Ser madre desde otra mirada», porque, yo también sentí y viví muchas cosas durante esta etapa y quiero compartir contigo, el conocimiento que usé y ofrezco a las mujeres en mi trabajo diario, para ayudarte en tu cuidado y disfruté de tu maternidad.

Recuerda que has sido elegida como el vehículo perfecto para la vida que llevas en tu vientre. Gracias por permitirme acompañarte en esta etapa tan importante para ti y para el mundo, esta etapa donde descubrirás todo tu amor incondicional.

Gracias por existir y está aquí.

Cuando la maternidad llega a tu vida, a veces lo haces con una preparación mental, biológica y emocional que te da seguridad para estar a la altura del cuidado de tu bebé.

Pero otras veces la maternidad te pilla por sorpresa y crees que el trabajo que algunas personas llevan preparado, es para tí un motivo de desventaja. Sin embargo la maternidad es un proceso que siempre da la oportunidad de aprender y mejorar lo aprendido, con la única intención de hacer bien a la madre, el bebé y su familia.

Aun para aquellas madres que desean tener un bebé desde hace mucho tiempo, a veces la crianza llega a verse como gris o triste, porque no se consigue los objetivos planteados, y se empieza a sufrir o pasarlo mal. Es allí donde es importante volver a conectar con la esencia que trae la maternidad y empezar un trabajo personal que va más allá de los cambios biológicos y emocionales que experimenta una mujer, saber que existen herramientas para encontrar tu equilibrio emocional y mental cuando te encuentras en esta etapa de la vida, es lo que te propongo cuando digo ser madre desde otra mirada, cambiar la mirada preestablecida que traes de tus memorias transgeneracionales, de tu sociedad y/o cultura y empezar a vivir tu maternidad y crianza con una mirada amplia, donde la culpa y el miedo se miren desde otra perspectiva y el resultado sea cambiar los grises por días con luz y color.

¿Qué significa ser madre?

La palabra madre, trae la imagen de una mujer que después de nueve meses de gestación recibe en sus brazos a su pequeño bebé recién nacido, pero todos sabemos que esa no es la única realidad.

Es sabido por muchos de nosotros, que no solo es madre quien ha parido o engendrado un nuevo ser, sino que aquella mujer que por sus propias condiciones biológicas no ha podido parir y tiene la ilusión y las ganas de brindar su cuidado a un niño/a, lo puede hacer ya sea por adopción o por reproducción asistida, utilizando según el consejo profesional la técnica que le sea más favorable a su situación personal.

Una mujer se convierte en madre con la entrega de sus cuidados hacia un pequeño ser que no haya sido parido por ella y que acoja en su vida con el fin de ofrecerle sus cuidados como el hijo/a que pudo haber nacido de su vientre.

Es importante destacar lo que hace iguales a estos dos tipos de mujeres y madres; sus ganas de dar amor, de brindar cuidado y criar seres que en un futuro puedan valerse por sí mismos y puedan dar mas de lo que recibieron, no solo en el aspecto material sino desde el aspecto de valores, virtudes y experiencias de vida.

De allí que intente expandir a quienes les resuenen estas palabras, alternativas para vivir la maternidad en consciencia, desde una visión diferente, más amplia que permita a cada nueva madre ser consecuente con sus decisiones y acciones.

Futuras mamas

Cuando una mujer se convierte en madre se abre un nuevo camino de experiencias por descubrir, experimentar y compartir. Es el momento donde afloran tus conocimientos previos adquiridos al nacimiento de tu bebé, pero también aparecen creencias, costumbres, ideas y afirmaciones que tienes grabadas desde tu propia crianza, las que se ponen en correlación con las que también trae de manera implícita tu pareja.

Es bueno, no solo buscar información sobre procedimientos de cuidados físicos tanto para la madre y el bebé, sino que es muy importante saber que cosas organizacionales, emocionales y mentales pueden surgir cuando te conviertes en madre/padre y deseas llevar una crianza en corresponsabilidad con respeto y cuidados recíprocos entre los miembros de la familia.

Te animo a que busques libros como este que he escrito para tí para que encuentres formas de vivir desde el inicio de tu maternidad momentos de aceptación y hagan tu día a día más armónico.

"Si desea solicitar más información"
Rellene este breve formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad.

El responsable del tratamiento es Jeanette Arroyo Díaz. La finalidad de la recogida de datos es la de poder atender sus cuestiones, sin ceder sus datos a terceros. Tiene derecho a saber qué información tenemos sobre usted, corregirla o eliminarla tal y como se explica en nuestra Política de Privacidad.